Tel: 913 14 80 14 -

La técnica de los varilleros

La técnica de los varilleros

En los últimos años, en nuestro taller de chapa y pintura en Tetuán (Madrid) ha cobrado importancia una técnica de reparación de chapa sin repintar para casos de pequeñas y medianas abolladuras producidas, por ejemplo, por fuertes granizos, que se conoce con el nombre de varilleros.

Se denominan varilleros por el instrumento que se utiliza, unas varillas especiales de acero para el desabollado que consiguen su objetivo cuando se ejerce presión mediante un efecto palanca desde el interior de las planchas de la carrocería. Eso sí, es una técnica que sólo pueden hacer especialistas de Ferriauto Carrocería, ya que se necesita gran precisión para evitar el daño en la chapa o la pintura del vehículo, a pesar de que hoy día se pueden encontrar en el mercado kits bastante profesionales de varillas para realizar la reparación sin necesidad de pasar por el taller.

El requisito fundamental para poder aplicar esta técnica es que la pintura no esté dañada y la chapa no tenga pliegues, arrugas o estiramientos insalvables, ya que de lo contrario, la reparación tendría que hacerse con los procedimientos clásicos de un taller de chapa y pintura en Tetuán (Madrid).

Incluso, hay quienes defienden que el acabado que consiguen los varilleros es mejor que el tradicional, ya que se mantiene la pintura original y textura original, porque no hay cambio de tonos ni aparición de motas ni las temidas aguas por no haber la necesidad de pintar. Pero, además, porque solo con el tacto de las manos son capaces de detectar las mínimas irregularidades de la chapa, hasta el punto de que estos especialistas son conocidos como artesanos o cirujanos de la chapa.